FILOSOFÍA DE LOS VIAJES

Viajeros Uruguay desarrolla un nuevo y original concepto en lo que refiere a Turismo local, donde la principal diferencia vive en el propio viajero y en el rol activo y aventurero que toma durante el viaje. Ser protagonista y formar parte de un grupo el cual comparte un mismo fin: disfrutar el entorno natural y conocer gente nueva.

A diferencia de los tours convencionales, de carácter familiar y pasivo, Viajeros incentiva destinos y recorridos para que cada uno se sienta involucrado, activo y participativo en absolutamente todas las actividades que se realizan en el viaje, desde escalar un cerro, hasta cortar las verduras para la cena compartida. El tipo y la forma de viaje que se propone es llevado a cabo por la totalidad del grupo, otorgando a cada persona una responsabilidad especial y la posibilidad de crecimiento a nivel personal.

 

TRABAJO EN EQUIPO

La base fundamental de todos nuestros viajes es el trabajo en equipo. Entre todos armamos las carpas, cocinamos en grupo, caminamos, meditamos. Cada viajero es entonces un individuo dentro de un ambiente grupal en armonía con el resto del equipo y por supuesto, con la naturaleza. Estas experiencias grupales quedan impregnadas en la memoria de cada viajero, transformándose en hitos de vida a nivel personal.

Claramente, todo este desarrollo humano se genera dentro de un ambiente seguro donde un equipo especializado de guías y animadores ayudan a llevar adelante el viaje y a tomar las decisiones correctas para cada momento. El hecho de que los grupos sean, por lo general, reducidos, permite que el trato fluya con tranquilidad, generando al mismo tiempo un mínimo impacto en la naturaleza.

 

ACTIVIDADES Y  EXPERIENCIAS PROGRAMADAS E INESPERADAS

Siempre tratamos de programar los viajes en los mejores momentos del año para cada destino, con grupos reducidos y clima adecuado. Las actividades “outdoor” que realizamos generalmente son trekking, canopy, escaladas, sumando actividades de relajación y meditación, juegos grupales como naipes, guerra de agua, entre otros.

Cada uno de los viajes que proponemos tienen objetivos determinados, que se tratan de fijar con anterioridad, pero en muchas ocasiones nos encontramos limitados o condicionados por la propia naturaleza. La idea es estar preparados para cada posible escenario incluso cuando nos encontramos ante situaciones diferentes a las esperadas, aportando esa cuota de adrenalina que hace la diferencia con una excursión típica. Estos acontecimientos inesperados casi siempre cambian la experiencia del usuario para bien y por lo tanto el resultado de la excursión. En conclusión, hacemos el mayor esfuerzo para que el principal objetivo sea el disfrute y el goce, en contacto con la naturaleza desde adentro.